No estás conectado. Conéctate o registrate

¿Cómo se imaginan los musulmanes el Paraíso?

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 ¿Cómo se imaginan los musulmanes el Paraíso? el Miér Mar 17, 2010 2:55 pm

fiamma

avatar
Fan VIP
Fan VIP
Chicas, hoy escuchando el diálogo entre Sahid y el tío Alí me dieron ganas de saber cómo se imaginan exactamente el Paraíso los musulmanes y también me hizo mucha gracia el comentario de Zoraida: ¿Por qué ellos sí pueden tener 72 vírgenes y nosotras no??

He aquí lo que encontré

El Paraíso en el Islam







Hna. María de Roncesvalles

La morada de los justos, para el Islam, será al-janna (el jardín) que recibe varios nombres distintos, entre ellos: jannat-adan (el jardin del Edén) o jannat al-na’im (el jardín de las delicias).

En textos más tardíos se encuentra el término firdaws (paraíso) palabra que deriva del griego o del persa.

La doctrina católica enseña que la felicidad eterna consiste esencialmente en la visión de Dios: “Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, viven para siempre con Cristo. Son para siempre semejantes a Dios, porque lo ven “tal cual es”, cara a cara”.[1]

En la doctrina islámica no todos comparten que en el “jardín” verán a Dios y que en esto consiste la felicidad.

Mientras los mu’tazilites niegan esta posibilidad, los ash’arites declaran que en esta visión se cumple la promesa más grande de felicidad para los hombres. Pero esta visión de Dios no será una posibilidad para siempre dada a todos los hombres y a las mujeres creyentes, sino que será concedido por algunos momentos a los que Él elija.

Aquí debemos recordar también que los ash’arites sostienen que no habrá un infierno eterno para los musulmanes sino que, si Dios lo permite Mahoma intercederá por sus creyentes y podrán entrar en el Paraíso.





Descripción del Paraíso Coránico



Solo se sabe que está ubicado en un lugar elevado “Gozará de una vida agradable, en un jardín elevado, cuyos frutos estarán al alcance de su mano”[2] y “otros rostros, ese día, estarán alegres, satisfechos de su esfuerzo, en un jardín elevado”.[3]

La extensión abarcada no conoce límites porque se los compara con los del cielo y la tierra (...) “de un jardín tan vasto como el cielo y la tierra, preparado para los que creen en Alá y sus enviados”.[4]



Existen categorías en este jardín ligadas a lo que han hecho en la vida terrena “Son creyentes sólo aquéllos cuyos corazones tiemblan a la mención de Alá, que, cuando se les recitan sus aleyas estas aumentan su fe, que confían en su Señor, que hacen las oraciones y dan limosna de lo que le hemos proveído. Esos son los creyentes de verdad. Gozarán de elevada categoría junto a su Señor, de perdón y generoso sustento”.[5]



En cada uno de los grados del Edén hay habitaciones y moradas donde viven felices sus habitantes “Los que temieron a su señor estarán en moradas altas sobre las que hay construidas otras moradas más altas, a cuyos pies fluyen arroyos. ¡Promesa de Alá! Alá no falta a su promesa”.[6]

Ibn Kattheer dice: “En el paraíso hay majestuosos palacios en los que se encuentran habitaciones lujosas, ubicadas una encima de la otra, fuertemente construidas y decoradas.”



Según la tradición musulmana, el profeta dijo: “En el paraíso hay moradas en las que se puede ver desde afuera todo lo que está adentro y desde adentro todo lo que está afuera.” Y otra tradición relata acerca de estas moradas: “En los pabellones se encuentran tiendas maravillosas, hechas con perlas, cada una construidas por separado…y en cada esquina de éstas se encuentra una esposa que no será vista por los demás.”[7]



En los jardines del Paraíso hay dispuestos sofás de bellos colores, camas cubiertas con seda, almohadones y espléndidas alfombras para que los elegidos puedan sentarse o recostarse donde ellos quieran y estén siempre cómodos: “Estarán reclinados en alfombras forradas de brocado”.[8]



Habrá un grupo de jóvenes cuya única misión consiste en ser los encargados de ofrecer sin cesar vinos, colocados en jarras de oro y plata. “…en lechos entretejidos de oro y piedras preciosas, reclinados en ellos, unos enfrente de otros. Circularán entre ellos jóvenes criados de eterna juventud con cálices, jarros y una copa de agua viva, que no les dará dolor de cabeza ni embriagará, con fruta que ellos escogerán, con la carne de ave que les apetezca”.[9]



Tendrán su recompensa aquellos que no solamente vivieron bien en la tierra según las leyes islámicas sino que también han hecho más por Dios, como por ejemplo construir una mezquita para El: “Todo aquel que construya una mezquita para Dios, El construirá algo semejante para él, en el paraíso.”[10]



Se tendrá acceso al Paraíso por puertas que solo estarán abiertas para aquellos que han cumplido lo que Alá les ha ordenado cuando vivían en la tierra: “Los que temen a Alá tendrán, ciertamente, un bello lugar de retorno: los jardines del edén, cuyas puertas estarán abiertas para ellos”.[11]



Así, en estos jardines de delicia, cuidados y cultivados por Dios para sus creyentes es donde Mahoma coloca a sus fieles quienes gozarán de toda clase de placeres.



Los ríos en el Paraíso



Este jardín, recompensa de quienes han obrado bien y podría decirse, profesaron la fe musulmana, se describe como un oasis espléndido, por el cual fluyen copiosos ríos (nhar). Este término aparece unas cincuenta veces en el Corán “Estas son las leyes de Alá. A quien obedezca a Alá y su Enviado, Él le introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente. ¡Este es el éxito grandioso!”.[12]



Se enumeran cuatro (Sihran, Jihran, Eufrates y el Nilo) y por cada uno fluyen sin cesar los productos más apetecibles de la tierra, así podemos leer: “Imagen del jardín prometido a quienes temen a Alá: habrá en él arroyos de agua incorruptible, arroyos de leche de gusto inalterable, arroyos de vino, delicia de los bebedores, arroyos de depurada miel”.[13]



“Estos cuatro ríos están considerados entre los ríos del paraíso porque ellos son puros y beneficiosos, y contienen la bendición de Alá, y fueron honrados con el hecho de que algunos profetas bebieron de ellos”.[14]



Comida y bebida de la gente del Paraíso



Será el mismo Dios quien satisfará el paladar más rebuscado y exigente de sus comensales, creando para ellos toda clase de manjares perpetuos consistentes en deliciosos y abundantes frutos, y poniéndoselos a su alcance, de modo que, sin la menor fatiga, puedan alcanzarlos con solo extender la mano: “Gozarán de una vida agradable, en un jardín elevado, cuyos frutos estarán al alcance de sus manos”.[15]



Son nombradas como frutas codiciadas en este jardín, las uvas, los dátiles y las granadas. Los árboles frutales darán sus frutos todo el año, no como sucede en la tierra que solo dan por estaciones: “Abundante fruta, inagotable y permitida”.[16]



Además de los árboles ya nombrados se describen tres cuyas características hacen que sean distintos a los árboles de la tierra.



El primero es tan grande que para atravesar toda su sombra se necesitan más de cien años, y su tamaño es solo conocido por el creador: “ En el Paraíso hay un árbol, el cual cruzado por un jinete sobre un caballo veloz necesita cien años para pasar debajo de él. ”. [17]





Escritura árabe donde se lee

el nombre de "Ala": Dios.

Sidrat al-muntaha, es el segundo árbol que tiene características que solo son posibles en el Paraíso, hojas tan grandes como la orejas de un elefante, con colores indescriptibles y su brillo como perlas.



El último árbol es llamado Tooba, de inmenso tamaño, con sus flores se producen las vestimentas de la gente del Paraíso.



En cuanto a la carne tendrán toda aquella que deseen pero principalmente la de aves.



Es de destacar que el vino y las demás bebidas alcohólicas, que están prohibidas para los musulmanes, en el Paraíso les serán permitidas. La razón que dan para poder hacerlo es que estará libre de todos los efectos que produce cuando es consumido sin moderación, estos son; dolor de cabeza, mareos, problemas estomacales, etc.,



“El vino produce cuatro cosas: embriaguez, dolor de cabeza, vómitos y orina, pero Alá purifica al vino de todo esto”.[18]



Esto también sucederá con los alimentos, estarán libres de todas las impurezas que producen en la tierra y nunca cambiarán de sabor.



Los elegidos beberán sin tener sed, comerán sin tener hambre, ya que tanto el hambre como la sed producen molestias en el hombre. El placer que se tiene bebiendo o comiendo algo se verá aumentado en el Paraíso.

Se servirán los alimentos y las bebidas en vasijas de oro y plata: “Se harán circular entre ellos platos de oro y copas, que contendrán todo lo que cada uno desee, deleite de los ojos”.[19]



Vestimenta y adornos



Usarán las vestimentas y joyas más lujosas que se pueden usar, prendas de seda, brazaletes de oro, plata y perlas, habrá también peines de oro y plata.

“Les retribuirá, por haber tenido paciencia, con un jardín y con vestiduras de seda” y “Vestirán de verde satén y de brocado y llevarán brazaletes de plata.”[20]



“Cualquiera que entre al paraíso será bendecido, nunca más será miserable, sus ropas no pasarán de moda, y nunca se desteñirán”[21]



De acuerdo a la dignidad que se les concede a los mártires estos tendrán coronas “Serán ubicadas por encima de sus cabezas una corona de dignidad, con un rubí el cual es mejor que los de esta tierra”.[22]



Se usarán perfumes y de sus cuerpos emanará el aroma del almizcle, desde lejos se podrá percibir las fragancias.



Reuniones y conversaciones



Se visitarán unos con otros y recordarán cuando vivían en el mundo, como Dios los bendijo y los admitió en el Paraíso: “Y se volverán unos a otros para preguntarse. Dirán: Antes vivíamos angustiados en medio de nuestra familia. Alá nos agració y nos preservó del castigo del viento abrasador.”[23]

Se reirán de aquellos que no creyeron en sus palabras y que al contrario de ellos no han recibido la recompensa: “Los moradores del jardín llamarán a los moradores del fuego: Hemos encontrado que era verdad lo que nuestro Señor nos había prometido. Y vosotros, ¿habéis encontrado si era verdad lo que vuestro Señor os había prometido?”.[24]



Constantemente estarán alabando a Dios y haciendo su profesión de fe y esto será uno de los gozos que se tendrán en el jardín paradisíaco: “Esto no es una obligación que uno realiza para conseguir un premio. Este es uno de los actos que se hacen con placer y deleite”.[25]

Abu Sa’eed al- Khudri relata que el profeta Mahoma dijo: “Alá les dirá a los habitantes del Paraíso: Oh! ¡Gente del paraíso! Ellos dirán: Nosotros estamos a tu servicio, nuestro señor y toda la bondad está en tus manos! El dirá: ¿Están contentos?, ellos contestarán: ¿Por qué no estaremos contentos cuando nos has dado lo que a nadie has dado? El dirá: ¿No podría dar algo mejor que esto? ellos preguntarán: Oh! Dios, ¿qué puede ser mejor que esto? El les responderá: Yo les concederé el gozarme y nunca me disgustaré con ustedes”.[26]



Las esposas y las huríes del Paraíso



Los hombres en el jardín prometido tendrán no solo a sus esposas, si es que estas fueran buenas con él, sino también mujeres creadas especialmente por Dios y que nunca nadie antes ha visto.



La mujer que se ha casado al menos más de dos veces (no teniendo varios esposos a la vez, sino en caso de viudez o separación) pertenecerá al último marido.

“Si quieres ser mi esposa en el Paraíso, no te cases nuevamente después de que muera, porque la mujer será del último esposo en la tierra”.[27]



Por está razón Alá prohibió a las esposas del profeta volver a casarse para seguir siendo sus esposas en el paraíso.

Con respecto a las huríes se puede encontrar varios pasajes del Corán en el cual las nombra y las describe, y se podría decir que toman el papel principal del premio paradisíaco.



Al-hoor (huríes) tienen la parte blanca del ojo, bien blanca y la parte negra intensamente negra, son de grandes ojos y de una belleza indescriptible: “Habrá huríes de grandes ojos, semejantes a perlas ocultas, como retribución a sus obras”.[28]



(…) “Habrá buenas, bellas, huríes retiradas en los pabellones, no tocadas por hombre ni genio”[29]

Estas mujeres no son como las del mundo, están libres de padecer los dolores menstruales, y los dolores del parto, hasta las cosas simples en ellas son superiores:

“Y si alguna de ellas mirara a la gente de la tierra, todo alrededor de ella sería iluminado y se sentiría su fragancia. Hasta el velo en su cabeza es mejor que todas las cosas del mundo”.[30]



Al-hoor cantan dulcemente y con hermosas voces que jamás nadie escuchó, para sus esposos: “Nosotras somos buenas y bellas, las esposas de la noble gente, que miran a sus esposos felices y contentos. Somos eternas, nunca moriremos, estamos fuera de peligro, no temeremos, permaneceremos aquí y jamás nos iremos”.[31]



Las huríes sienten celos de las mujeres de los que serán sus esposos, si estás tratan mal a sus maridos: “No te enojes con él, tal vez Alá te mate, tu esposo está contigo temporalmente, tan pronto te deje, vendrá con nosotras”.[32]



Cada hombre podrá tener al menos setenta y dos esposas, que serán el premio merecido por haber sido fiel a las leyes islámicas, ahora bien, ¿Cuál será el premio para las mujeres que han sido también fieles? Algunos sostienen que habrá también un premio parecido a el de los hombres, pero lo cierto es que no se nombra en el Corán y en muy pocos pasajes de la tradición se hace mención de esto.



Motivos por los cuales el Paraíso es mejor que la Tierra



La gente entrará al jardín prometido en la más perfecta y hermosa forma, a imagen de su padre Adán, sus corazones y sus almas estarán limpios y puros.



Nadie dormirá porque eso implica imperfección, y cualquiera de los males que se padecían en la tierra ya no se padecerán.



Los placeres de la tierra están muy lejos de ser iguales a los del Paraíso, todo será superior en la otra vida, además de lo ya descrito, será un lugar de paz y pureza, donde habrá alegría y felicidad eternamente.



“(…) ¿Qué es el breve disfrute de la vida de acá comparado con la otra, sino bien poco…?”.[33]

Nada de aquellas cosas que se poseen en la tierra y que causan placer se perderán en el Edén, al contrario todo se verá intensificado.
.[37]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

gaditana

avatar
Admin
Wowww cuanta informacion, es muy interesante graxxxx

maryajos1

avatar
Fan VIP
Fan VIP
Pero que religion taaan injusta!!!
a los hombres les esperan 72 mujeres
esas huries, y se quedan con sus esposas solo si se portaron bien con ellos
y a las mujeres, solo el ultimo hombre que tuvieron en la tierra!!!
y a las mas fieles algo PARECIDO a los hombres
segun dice que en el coran no dice de eso, pero como esta religion es taaaan machista!!! grrrrrrrr!!!!!
pero igual la pinta muuuuy bonita eso del paraiso, de los banquetes, el vino, que las alfombras, cojinen, que uno siempre se sentira comodo y todo lo demas...

gracias fiamma por la informacion, sirve para saciar la curiosidad de esa religion tan ajena a 1....

lokita23

avatar
En la Consulta con el Doctor Reyes
En la Consulta con el Doctor Reyes
amiga, muchas gracias por mantenernos siempre tan bien informaditas!!!! es curiosa su forma de ver y de pensar como será el paraíso..., pero no puedo negar que me morí de la risa cuando zoraida le hizo ese comentario a Jade... la forma en que lo dijo..., sus gestos... jajaja... fue buenísima... pero tiene razón... 72 vírgenes para los hombres y ni un hombre para las mujeres... eso no es justo!!!! es un mundo bien machista... así están los hombres todos de trallados, jajaja

Terealondraa

avatar
Fan VIP
Fan VIP
gracias Gracias FIAMMA, muy interesante la información .Desconocía todo lo que aparece aquí y algunas cosas se me quedaron en la cabeza. ¿Será tan bonito y perfecto el paraíso musulmán???. -Para los hombres cierto, pero para las mujeres no dice nada concreto.
gracias

fiamma

avatar
Fan VIP
Fan VIP
maryajos1 escribió:Pero que religion taaan injusta!!!
a los hombres les esperan 72 mujeres
esas huries, y se quedan con sus esposas solo si se portaron bien con ellos
y a las mujeres, solo el ultimo hombre que tuvieron en la tierra!!!
y a las mas fieles algo PARECIDO a los hombres
segun dice que en el coran no dice de eso, pero como esta religion es taaaan machista!!! grrrrrrrr!!!!!
pero igual la pinta muuuuy bonita eso del paraiso, de los banquetes, el vino, que las alfombras, cojinen, que uno siempre se sentira comodo y todo lo demas...

gracias fiamma por la informacion, sirve para saciar la curiosidad de esa religion tan ajena a 1....

Cariño muy bien dices que es una religión muy diferente a la nuestra!!
Yo he estado leyendo artículos sobre la virginidad en el Islam porque hace tiempo que tengo algunas dudas y precisamente desde cuando leí de aquel caso que despertó mucho escándalo en Francia. No sé si lo recuerdan, pero, allí un marido devolvió a su mujer porque descubrió en la noche de bodas que no era virgen. Ahora bien yo confieso mi absoluta ignorancia en materias científicas, pero, me pregunto, ¿cómo saben los musulmanes que los métodos que ellos utilizan para controlar la virginidad son de confiar?
¿No puede haber algún margen de error??

Me quedé pasmada con este artículo que me encontré

HIMEN, EL SELLO DIVINO DEL ISLAM, por AZADE KAYANI

Los textos del Corán rebosan de homenajes a la virginidad, lo que demuestra la importancia de la castidad de la mujer ante los ojos de Dios. Es anecdótico que de entre decenas de mujeres que Mahoma pudo tener como esposas, solo Ayesha era virgen. Las mitificadas huríes, capaces de reconstruir su himen tras cada combate sexual, son la recompensa celestial para los hombres musulmanes.

La castidad es una virtud necesaria para el esposo que con el tiempo se convirtió también en una demanda para el padre. Una hija virgen es un bien mercantil de un alto precio.

La principal razón del horror a vivir con una mujer desvirgada es la angustia de no poder satisfacer los deseos de su mujer.Mientras el hombre musulmán acepta (aunque no de muy buen gusto) a una viuda o divorciada, jamas admitiría casarse con una muchacha no virgen; significa tener una mercancía de segunda mano.

A la niña se le advierte que un descuido en una caída del árbol o de la bici puede acabar con su futura felicidad. A menudo sucede que los padres, ante este tipo de accidentes acuden a un ginecólogo para pedirle un certificado de virginidad.

La familia «deshonrada» por una hija tiene dos soluciones: ocultar la falta o recuperar su buen nombre sacrificando a la «culpable».El primer caso concluye en un discreto divorcio. En el segundo caso, el crimen se encomienda a un hermano de la mujer menor de edad, para que pueda huir de la justicia

Cada año pierden la vida unas 5.000 mujeres y niñas debido a la «deshonra» de haber sido violadas, a menudo por un familiar.En la mayoría de los países islámicos esos crímenes son considerados delitos menores.

El hecho de que los crímenes de la honra hayan descendido en los últimos veinte años, se debe a la disminución del precio de las operaciones quirúrgicas destinadas a remendar el himen, a la reacción de las mujeres que deciden drogar al novio en la noche de bodas, sin olvidar los lentos avances hacia la liberación de la mujer de las tradiciones ancestrales.

BL@NQUIS

avatar
Fan VIP
Fan VIP
GRACIAS POR LA INFORMACION MUY INTERESANTE

http://twitter.com/BLANQUIS86

cris-angela

avatar
Fan VIP
Fan VIP
Muchas gracias por la informacion Fiamma!

maryajos1

avatar
Fan VIP
Fan VIP
gracias por la informacion!!!
pero si eso es muuuy cruel
porque el himen es delgadito, y se puede romper muuuy facilmente
andando en bici, montando a caballo o movimientos bruscos
aparte no todas las veces sale sangre
insisto...pro q religion mas injusta!!!!

askinkoc


No existe algo asi. A nadie se le entregara 72 mujeres :D Yo soy musluman

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.